Autor: Alfredo Castro

Ya nos hacía falta

Ya nos hacía falta solías decir mientras el deseo devoraba el tiempo y la noche se llevaba tu última risa. Había una duda impronunciable en nuestras manos entre tu rodilla y la mía entre tu boca y la pobre necesidad de amar. Ya me hacías falta hace tiempo me descompongo, caigo y vuelvo a la misma mirada. Ya me hacía falta ver tu cabello y darme cuenta que no es negro, que tus pasos son idénticos y dibujan los caminos que no me atrevo a andar y detrás de tus hombros ver las mismas estrellas de agosto Ya te...

Leer más

No te amo

Acaecen las palabras en la oscuridad terrible de tus dudas No te amo. Digo esto en las entrañas de un abismo el clamor de un espíritu se pierde en los ojos del recelo de la angustia y el miedo. No te amo. Cuando tus manos son un par de soles posando sobre la muerte y la luna lentamente se columpia sobre tu espalda para conjurar la noche. Cuando le das equilibrio a la furia, a la demencia cuando estoy bajo la lluvia de razones no te amo. Comienzo a amarte, más bien cuando estoy seco de motivos de cordura...

Leer más

Así me gustas

De hecho, así me gustas terrible, oscura y odiosa me seduce de algún modo la triste forma en la que entiendes al mundo. Ojos de piedra te has puesto piel envenenada. Tus labios arden lejos de los míos. Imposible de amar, lejana intocable y mística como la primera estrella que sale de noche como la última línea que dibuja al mundo. Me cansa mucho adorarte pero dime, amor ¿qué más puedo hacer si este amor es injustificado, es necio? ¿Qué más puedo hacer, sino morirme de...

Leer más

Esas malditas brujas

Esas malditas brujas bastardas del cielo hijas de los hombres desamparadas del manto de Dios. Bajan de la nube oscura sobre la luna prenden chispas, se despojan de un plumaje negro y aterrizan en los tejados. Las he visto en busca de niños tienen hambre de inocencia, las he visto danzar frente al fuego. La ciudad duerme y ellas ríen a carcajadas. Siempre son ellas a la media noche o las tres de la mañana festejan aquelarres desde el armario gritan mi nombre en la ventana. Me rindo. Caigo en tentación por su danza felina por su piel de...

Leer más

Quiero estar contigo

Quiero estar contigo, allá profundamente donde la tierra se inquieta Contigo, entre lágrimas, gritos entre el escombro y el cielo para escarbar en las entrañas del miedo Las calles, rotas de cada sueño son grises. Tal vez, te pierda detrás del polvo tal vez, brote la luz y entre las piedras florecerá el amor Que las madres se aferren a sus hijos con manos necias necias de cariño. Que los hermanos, los abuelos repartan hasta la última porción de fe. Esta noche me voy contigo porque lo que sacude la tierra no desploma el amor el amor el...

Leer más
  • 1
  • 2