En Sesión Solemne del Consejo Universitario, y ante la presencia del rector de la Universidad Juárez del Estado de Durango, Óscar Erasmo Návar García, se tomó protesta y entregó el nombramiento como director de la Facultad de Ciencias Químicas de Gómez Palacio al académico Juan José Martínez García para el periodo 2018 – 2014, que iniciará en agosto próximo.

En el acto los concejales ratificaron al Dr. Juan José Martínez García como ganador de un proceso interno y le dieron su apoyo de manera unánime para que dirija los destinos de la Facultad de Ciencias Químicas a partir del próximo 17 de agosto. El rector de la Máxima Casa de Estudios en el Estado, tomó la protesta que marca la Ley Orgánica siendo acompañado por el Secretario General de la UJED, Édgar Alán Arroyo Cisneros.

Juan José Martínez García resultó victorioso en las pasadas elecciones celebradas el 4 de junio del presento año con un total de 50.03% de los votos, por encima de su adversario, quien obtuvo el 48.98% del total, registrándose menos del 1% de votos nulos. Cabe hacer mención que el ejercicio democrático fue supervisado en todos sus procesos por la Comisión Electoral Universitaria de la UJED, conformada por representantes de diferentes unidades académicas.

El Dr. Juan José Martínez García fue breve en su mensaje y detalló que la misión de la Facultad de Ciencias Químicas radica en la formación de profesionistas comprometidos, capaces de atender las necesidades que enfrenta la sociedad a través de su conocimiento y habilidades; la UJED, por medio de sus institutos, escuelas y facultades, logra incidir de manera positiva para lograr este objetivo, dijo.

Asumió que en esta ocasión le corresponde encabezar un proyecto de trabajo, compromiso y dedicación dirigiendo la Facultad de Ciencias Químicas de Gómez Palacio, y está convencido de que su proyecto fructificará con la colaboración y empeño del equipo de trabajo que lo acompañará durante su administración.

La Universidad Juárez del Estado de Durango vive momentos de renovación de las dirigencias de varias de sus unidades académicas, ponderando en todo momento la participación de académicos, personal administrativo y alumnos; en las decisiones que marcan las directrices de cada escuela y facultad, buscando siempre continuar con el gran trabajo que realiza la universidad y que le ha permitido amplio reconocimiento nacional e internacional.