“Dedico la muestra a la memoria de mis padres, mi papá fue un hombre de campo y estos maizales, algodones, es también mi infancia y mi origen”

Norberto Treviño expuso ayer a Santa Fe en 16 obras plasmadas en acrílico y papel en las instalaciones de la Galería El Refugio Casa del Desierto ante cientos de asistentes que pudieron observar el trabajo del artista visual.

Norberto estudió la licenciatura de Artes Plásticas por la Universidad Autónoma de Coahuila en 2006 y la exposición estará disponible en el recinto cultural durante dos meses abierta al público en general.

“Beto” recuerda con añoranza las etapas más valiosas de su vida, mismas que transcurrieron sus primeros 15 años, lapso de tiempo que, a decir del lagunero, te marcan y dejan un precedente en tu vida.

Al inicio de la inauguración hizo referencia a la aportación que hicieron sus padres a quienes dedicó la muestra y con una voz entre cortada por la emoción enfatizó que al recordar sus inicios e infancia lo llena de orgullo y satisfacción.

“Dedico la muestra a la memoria de mis padres, mi papá fue un hombre de campo y estos maizales, algodones, es también mi infancia y mi origen”, señaló.

“El haber estado en un rancho en el tiempo que me tocó vivir yo lo considero que estábamos aislados de la ciudad, con una identidad propia, nos tocó convivir con el campo, con el proceso de cosechar, éramos niños cuando empezó a sembrar la tierra; toda esa atmósfera del campo es una inspiración que tengo desde el principio”, agregó.

“Le puse el nombre de Santa Fe porque es lo que yo soy, nunca he olvidado de mis orígenes, nunca me he desprendido de Santa Fe”, expone.