Aunque ha hablado recientemente de desnuclearizar al igual que otras potencias, la razón más cercana a ello es que tengan ya preparadas armas más avanzadas y precisas que pueden dejar obsoletas a las nucleares y posiblemente también a las tropas, lo cual explicaría los anuncios de posibles retiros y dichos cambios tan drásticos, pero sería algo durante todo el periodo presidencial ya que actualmente

Como sabemos los anuncios dados por el nuevo líder estadounidense son bastante radicales y proponen un cambio total o al menos altamente significativo al mundo de los cuales vemos a continuación:
1. El Muro con México
La base de su campaña como fue visto era el dirigir el odio de la inconformidad de los estadounidenses especialmente de los blancos de clase baja hacia el vecino sureño en ataques raciales anunciando constantemente amenazas tales como bloqueos físicos mediante un muro fronterizo, algo bastante ilógico ya que es uno de los más grandes socios comerciales y geopolíticamente más estratégicos dentro de la periferia que le rodea.
El pretender que dicha promesa electoral se cumpla daría una gran desventaja a su país debido a la gran cantidad de empleos que dependen de ello, en gran parte al TLC que se ve directamente afectado por dichas amenazas como hemos visto ya en esta semana.
En la parte geopolítica obviamente es una de las peores estrategias ya que al ser un país tan cercano implicaría un alto riesgo de ataque ya que aunque México no sea un país con milicia avanzada le deja las puertas abiertas a dicha evolución o bien a que otros enemigo se instalen en él pues el país latino buscaría protección ante las amenazas del republicano, pero no será llevado sólo al ámbito militar, sino también al comercial donde los sureños habrán de buscar un nuevo mercado para sobrevivir a las propuestas estadounidenses.
2. El Retiro Militar a Nivel Global
En este punto Donald Trump presume retirar al país de la participación militar en la cual hace su presencia principalmente a través de la OTAN, lo que implicaría retirarse de Europa y dejándola a merced de Rusia que era el objetivo principal de la organización pero ello irónicamente crearía un acercamiento al país eslavo por parte de los europeos ya que al exponerse un estadounidense que no genera una confianza protectora como solía hacerlo verán al gigante más próximo como protector a seguir.
En la región de Medio Oriente se ve una política similar, especialmente hacia Siria que es el punto de conflicto actual y por supuesto el latente quiebre de las relaciones Israel-EUA, donde el paíssionista tiende cada vez más al aislacionismo aunque Trump parece ser que tiende a optar por una reparación de estas pero sigue siendo inseguro.
Para la región Asia-Pacífico de igual manera los países colindantes con China comienzan a voltear hacia a Rusia debido a las tensiones actuales en el mar del sur ya que Trump no asegura un verdadero respaldo ante ello a pesar de que clama atacar a China ya sea de manera militar o comercial mas no da un soporte ante los países colindantes debido
a que anuncia un retiro militar sobre la base de los países más cercanos que son Japón y Corea del Sur, algo sumamente erróneo pues descuidar aliados tan estratégicos no es lógico para los planes que anuncia.
Aunque ha hablado recientemente de desnuclearizar al igual que otras potencias, la razón más cercana a ello es que tengan ya preparadas armas más avanzadas y precisas que pueden dejar obsoletas a las nucleares y posiblemente también a las tropas, lo cual explicaría los anuncios de posibles retiros y dichos cambios tan drásticos, pero sería algo durante todo el periodo presidencial ya que actualmente
China, Corea del Norte e Irán han dados respuestas de posicionamiento nuclear hacia Estados Unidos debido a la llegada de Trump.
3. El Asilacionismo Comercial Como último punto y al parecer
sería el que veremos realizarse o mejor dicho es el que se está realizando ya actualmente se está viviendo con la salida del TPP creado por Obama para contener a China pero este movimiento por parte del nuevo presidente ha dado ventaja a los asiáticos debido a que ahora ellos han creado su propio reemplazo, lo cual les abre las puertas a ocupar aún más poder en el escenario internacional la Asociación Económica Comprehensiva Regional (RCEP por sus siglas en inglés).
Con respecto al TLCAN, como comenzamos a ver es algo que parece ya
completamente perdido y los esfuerzos de “renegociación” para México son bastante nulos, sobretodo por el abandono por parte de Canadá deja al país latino en una encrucijada, a pesar de que sus políticos intenten mostrar una postura en contra de Trump es obvio que ya han perdido la contienda antes de iniciarla.
Este tipo de proyecto aislacionista se expande incluso hasta la OMC, pero no sólo eso ya que otros países occidentales empiezan a querer copiar dicho modelo, especialmente aquellos donde el nacionalpopulismo se alza con rapidez tales como Francia y Reino Unido quien ya dio una pequeña muestra de ello con su salida llamada comúnmente Brexit.
En conclusión, el periodo presidencial dará a conocer movimientos importantes al escenario global tal y como lo conocemos para traer consigo una nueva era que por fin cerrará la política del siglo XX y dará paso a la apertura del siglo XXI que parece cada vez más turbulento