"México cae porque no tiene un mercado interno fuerte, porque sus mismos indicadores son bajos, su tasa de desempleo es alta, su fuerza laboral es débil, su inflación va en aumento. Una sacudida a la economía internacional le pega más fuerte a los más débiles; y la economía mexicana es débil y esa si es responsabilidad del gobierno federal, por lo tanto es cómplice y responsable de esta debacle del peso"

El precio de la moneda se fija por el equilibrio entre la oferta y la demanda. Es decir, cuantas monedas locales estas dispuestas a entregar por una moneda extranjera. En palabras mas claras, cuantos pesos están dispuestos a entregar por un dólar.

Las relaciones económicas entre los países se basan en el intercambio de mercancías o en el establecimiento de sus empresas en su territorio. Debido al incremento del volumen de comercio internacional, se ha creado una mayor interdependencia entre las diversas economías; algunos teóricos mencionan que a mayor grado de internacionalización (participación en el comercio internacional) se es más frágil cuando existe una recesión económica. Esa solo es una hipótesis, también se debe tomar en cuenta el mercado interno y sus indicadores económicos como, tasas de interés, niveles de inflación, tasa de desempleo entre otros.

Las crisis internacionales sirve para que los países se den cuenta de como esta su mercado interno. Son un examen a su economía. En la actualidad el precio del peso se ha desplomado; si bien es cierto la devaluación de la moneda nacional de esta semana, es por la caída de la bolsa de valores de China, expone la fragilidad de los indicadores macroeconómicos del país, por mas que el gobierno federal invierta en medios para decir que todo va bien, creo que este examen lo ha reprobado.

Si la recesión en el mercado bursátil sólo fuera culpa de China, todas las monedas y bolsas de valores caerían con la misma magnitud, pero no; en latinoamérica Brasil sufrió más. El gobierno federal esta para remediar estas situaciones, si no ¿para que esta? México cae porque no tiene un mercado interno fuerte, porque sus mismos indicadores son bajos, su tasa de desempleo es alta, su fuerza laboral es débil, su inflación va en aumento. Una sacudida a la economía internacional le pega más fuerte a los más débiles; y la economía mexicana es débil y esa si es responsabilidad del gobierno federal, por lo tanto es cómplice y responsable de esta debacle del peso.

Hay quienes creen que esta nuevo tipo de cambio nos beneficia, con esto el país será mas atractivo para los turistas, las remesas tendrán mejores rendimientos. Pero no toman en cuenta la situación de nuestra balanza comercial, es decir, importamos mas de lo que exportamos y nuestra relación comercial con Estados Unidos no es favorable y si a esto le aunamos las especulaciones. Cada vez que hay una recesión económica, todas los agentes económicos tienden a adquirir mayor volumen de dólares por precaución, ya que es la moneda base del comercio internacional; pero eso tiende a aumentar la demanda y por ende el precio.

Los mexicanos siguen demandado dólares porque es la moneda base en toda relación económica internacional. La situación deficitaria en la balanza comercial no es el problema en si, si no el tipo de mercancías. Nosotros exportamos productos manufacturados, fáciles de prescindir pero importamos productos básicos como alimentos que por mas que se encarezcan los vamos a consumir, ya que tienden hacer inelásticos al precio.

Por más que aumenten la oferta de dólares de las reservas internacionales si no se fortalece el mercado interno mediante la creación de empleos, salarios competitivos y una inflación controlada, no se va frenar la depreciación de nuestra moneda.