En un evento sin precedentes dentro de la Iglesia La Luz Del Mundo, se efectuaran bautismos en las treinta y dos entidades federativas, en sus principales plazas públicas; también en las otras cincuenta y dos naciones donde tiene presencia.

Es la primera vez que llevan a cabo un acto de esta magnitud, primero porque salen de sus templos y van a una plaza pública, segundo porque lo hacen de manera simultánea a nivel internacional.

El 14 de febrero es una fecha especial para la Iglesia, porque se celebra el natalicio de quien hace no más de dos años fuese su director internacional, el Apóstol de Jesucristo Samuel Joaquín Flores. Este es el segundo 14 de febrero en el que ya no se cuenta con su presencia física. El año pasado celebraron una Santa Cena a nivel Internacional, la primera dentro de la administración del Apóstol Nassón Joaquín García, la cual tuvo como sede la ciudad de Medellín, Colombia.

En México se tiene información que se efectuará en 30 capitales estatales y por lo menos en Veracruz se efectuara en dos ciudades; en el puerto de Veracruz y en Xalapa, capital del Estado. Por cuestiones de logística en Chihuahua y en Coahuila, las sedes se mueven a Cd. Juárez y a Torreón, respectivamente.Dentro del país destaca la ciudad de Guadalajara, que es dónde se encuentra la sede internacional de la Iglesia, y donde en el mes de agosto se lleva a cabo la Santa Cena, festividad máxima de la organización religiosa. En el país vecino del norte, se efectuarán en doce ciudades, donde destacan que en Texas habrá en dos lugares y en California también.

Dentro de la doctrina de la Iglesia, el bautismo es uno de los requisitos para salvación, el argumento se basa en la cita bíblica del libro de San Juan, 3; 5 “En verdad, en verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.” (Es un fragmento de una conversación entre el Señor Jesucristo y Nicodemo). El bautismo es un acto sagrado, de voluntad propia, a nadie se le obliga. Unas de las características que se destacan es que solo se efectúan una vez en la vida, aunque los feligreses se alejen de la organización religiosa y después vuelvan, no se vuelven a bautizar. El mínimo de edad para pedir el bautismo es de 14 años.

Mediante el eslogan: “Aún hace falta luz en el mundo; nosotros la llevaremos”. Han emprendido una campaña publicitaria para dar a conocer su evento. Todo esto en un marco de respeto y legalidad. La iglesia más que abrir sus puertas al público, le llevan al público uno de sus actos sagrados. Con esto rompe la supuesta secrecía religiosa que lleva en sus actos litúrgicos, porque cualquier persona puede ser testigo de cómo se efectúa el oficio sagrado del bautismo. De hecho la iglesia siempre ha tenido la apertura en sus eventos religiosos, por ejemplo la Santa Cena, tiene una convocatoria enorme, que las calles aledañas al templo sede son insuficientes y los vecinos son testigos visuales de la forma en la que la efectúa. Ahora la apertura para ver los oficios sagrados llego a otras instancias.