Actualmente, hablar del cine mexicano es tener muy poco marco de referencia, hay pocas películas con producción, otras que han salido no han tenido un gran éxito y algunas otras sí tienen algo de calidad, una historia bien llevada y mucha publicidad. Sobre todo si sale del “comercialista” consorcio de televisa, que hace películas tan malas como sus programas de televisión, donde no hay grandes contenidos ni grandes producciones, solamente una que otra buena película como la ultima de Eugenio Derbéz, quien le gusta tocar el sensacionalismo, tan trillado en el cine mexicano al usar muchas escenas de drama cotidiano con alguna que otra buena actuación, en un ambiente netamente popular, algo que vemos todos los días en nuestro querido país, en todos los niveles sociales, pero claro, más acentuado dentro de la parte media de la sociedad hacia abajo.

Esta forma de hace cine donde el espectador se siente directamente involucrado es válido y ha dado muy buenos resultados en la historia de nuestro México, pero desgraciadamente está muy gastado y carece de innovaciones no solo técnicas sino incluso de guión, diálogos y escenografías, vemos que siempre nos dan “pan con lo mismo”.

Pero también tenemos cosas muy buenas, ni qué decir de los logros de Cuarón que pese al éxito de su última película sigo diciendo que lo mejor que ha hecho en Hollywood es Grandes Esperanzas, obra homónima del escritor inglés Charles Dickens, y de la cual hablaremos próximamente. Pero me refiero a algo mucho más” bueno”, que es nuestra mejor representante en la actualidad del cine nacional y ha trabajado tanto en grandes producciones nacionales así como en otras de mediano presupuesto en Hollywood y me refiero a la bella Ana Claudia Talancón, que se ha convertido actualmente en la embajadora de nuestro cine por todo el mundo, y aunque solo ha trabajado en algunas películas en el extranjero, ya está siendo observada para mejores producciones fuera de México, sin duda alguna, sus mejores logros son El Crimen del padre Amaro y Arráncame la vida, hay otras producciones como Ladies Nigth donde comparte protagónico con la también gran actriz Ana de la Rguera, así como Matando cabos donde tiene un papel secundario, y Sueño americano al lado de John Leguizamo, contracorriente, el último justo, alone with her, one missed call y quizá la más representativa de su carrera hasta ahora en el cine estadounidense es el amor en los tiempos del cólera, novela original del escritor colombiano recientemente fallecido Gabriel García Márquez, y donde comparte escenario con el español Javier Bardem, entre otras cintas de menor valor.

Sin duda alguna el crimen del padre Amaro es el lanzamiento estelar de Ana Claudia al estrellato, su papel de Amelia le dio muchas satisfacciones y fue bien recibido su trabajo por la critica.

Esta es la ficha de esta película.
El crimen del padre amaro. México, 2002. Drama.
Dirección: Carlos Carrera
Dirección artística: Carmen Gimenez Cacho
Producción: Daniel Birman Ripstein
Guión: Vicente Leñero
Basada en la novela homonia de Eca de Queiros
Música: Rosino Serrano
Maquillaje: Aurora Chavira
Fotografía: Guillermo Granillo
Vestuario: Maria Estela Fernandez
Producción: Alameda Films, Art Com International, blu films.
ELENCO: Gael Garcia Bernal, Ana Claudia Talancon, Sancho Garcia, Angélica Aragón, Luisa Huertas, Ernesto Gomez Cruz, Gastón Melo, Damian Alcazar, Andres Montiel.
Presupuesto: 21 millones de devaluados pesos mexicanos.

La historia como todos la sabemos se sitúa en la relación del padre Amaro y Amelia, quien pese a tener novio se le lanza al pobre y tímido padre que acaba embarazando a la chica, y no conforme con esto le propone que se deshaga del producto antes de tiempo, provocándole a Amelia una hemorragia difícil de detener, al ver esto el timido padre la lleva contra el tiempo a una clínica donde ya es imposible salvarle la vida, y como buen clérigo culpa al ex novio de Amelia de dichos acontecimientos para librarse de toda culpa. La historia es bien lograda y la actuación de Ana Claudia rebasa las expectativas tanto que la nominan como la revelación femenina del año, Gael y todo el elenco también con exelente trabajo logran que la película sea la representante de nuestro país en la entrega de los premios oscar de ese año, aunque no lograron la estatuilla, sin embargo es ahora este film un referente de nuestro cine, donde podemos ver todo lo que podemos hacer ecine cuando hay un buen proyecto, grandes actores y sobre todo un buen presupuesto. Una de las escenas que mas me gustó es cuando los timidos padres se juntan a cenar y agarran tremendo parrandón que se ponen hasta las manitas, no se deveras donde he visto eso. En fin… cosas veremos mio cid.

La otra película donde Ana Claudia luce aparte de su bonito cuerpo su talento de gran actriz es sin duda alguna en Arráncame la vida, donde lleva el soporte de la mayoría de las escenas, acompañada desde luego también por un cuadro de actores de primera línea. Esta historia que es original de la escritora mexicana Ángeles Mastretta, yo la conocí en la ciudad de México en un simposiom de comunicación y pareció la verdad una mujer extremadamente rara, está plasmada en la pantalla grande tal cual como la escribió Mastretta, los diálogos son casi exactamente los mismos y narran la historia de la jovencita Catalina Guzmán, quien se casa a los 16 años con el general Andrés Ascencio, político poblano de altos vuelos que incluso sino fuera por la misma Catalina habría llegado a ser presidente de México. Una historia muy a la mexicana donde se plasma de primera mano la política nacional en manos de hombres sin escrúpulos tanto en su vida familiar y no se diga en la social, Catalina se ve arrastrada si a una gran riqueza pero sobre todo a una gran falta de amor y afecto, donde recurre a varios amantes pero en especial a Carlos interpretado por Chema de Tavira quien pese a ser amigo personal del general no se escapa de él y este lo manda asesinar al darse cuenta del engaño, para vengarse Catalina logra hacerse de unos hierbas que en caso de ser tomadas en grandes cantidades llevan irremediablemente a la muerte, se los prepara al general y este en un acto público de su campaña queda marcado también por la muerte, dejando a su joven esposa viuda rica y libre. Aquí podemos ver también en el transcurso de la película muchos espacios comunes del México de antaño, que aunque digamos que ya no existen la verdad los seguimos viendo diariamente en el acontecer diario de nuestra sociedad, si no ha visto Arráncame la vida, réntela es una buena opción para ver una buena película mexicana y sobre todo excelentes actuaciones.