Sol, luna, nube y cometa
iglesia, cantina, paz y disturbio.
Dejas esta ciudad, cariño
te voy a sentir más cerca;
a tres realidades de distancia
a dos lágrimas y dos canciones.
Te vas y esto es un panteón
en pleno día de muertos
ceremonia de nuestro tiempo y tu partida.
Sé que estoy bien muerto
por esta vaga realidad
en la que me quieres a gotitas cada ocho o doce horas
por esta méndiga realidad
en la que te adoro sordamente odiando.
Te vas por carretera y cielo
matando tiempo y esperanza
rompiendo aire y corazones
yo te quiero, te espero y me voy