"Adrián fue presentado a los medios de comunicación e identificado falsamente como un conocido narcotraficante. Lo mostraron con drogas y armas que fueron colocadas por la policía"

El 26 de septiembre de 2012 Adrián Vázquez Lagunes conducía su auto en Tijuana cuando fue detenido por la policía estatal. Durante la detención lo amenazaron, golpearon y semi – asfixiaron durante 12 horas causándole perforaciones en los pulmones y en la vejiga.

Adrián fue presentado a los medios de comunicación e identificado falsamente como un conocido narcotraficante. Lo mostraron con drogas y armas que fueron colocadas por la policía.

En las declaraciones ante el ministerio público los agentes dijeron que le habían detenido por conducir a velocidad excesiva un vehículo robado y que se había identificado espontáneamente como narcotraficante. Su abogada demostró posteriormente que no iba en un vehículo robado y que había sido identificado incorrectamente como narcotraficante.

A cualquier persona le puede suceder: el temor a ser víctima de tortura es generalizado. Esto tiene que parar, firma la petición y exige un alto a la tortura y la impunidad.