“No es privativo del Distrito Federal las marchas, plantones, caravanas, cierres de autopistas y protestas de todo tipo en las calles avenidas explanadas y frente a distintas dependencias, sino que ahora en los diferentes Estados y municipios, las protestas en la provincia son simples copias al carbón de lo que sucede en la capital,...”

“A pesar del fracaso, el espíritu de la protesta había llegado a ser parte de la población”.
(Francia y su Anarquía)

Un Estado de Derecho vacilante en la impartición de justicia es el que existe en el actual gobierno, que titubeante sólo logra ser un esbozo de ridícula caricatura ante la avalancha de agrupaciones y grupúsculos que por ‘quítame’ estas pajas lo ponen a temblar y de paso de rodillas llevándose entre las patas a los ciudadanos que, entre otras cosas son los que con nuestros impuestos y el voto, mantenemos al gobierno hegemónico para que ofrezca una confianza racional, capaz esta de conciliar ante todos los ciudadanos por igual y no tener “negocios“ con grupos destabilizadores. A nivel nacional, los CENTISTAS están haciendo pagar “dolor con dolor” a millones de personas que ni la deben, pero si la temen y la pregunta es la misma desde hace años cuando Manuel López Obrador o los electricistas, Barzonistas entre otros marchaban y ponían campamentos en pleno Zócalo del D.F. ¿Pero qué culpa tienen los ciudadanos de esta venganza de grupos manipulados por diferentes partidos?.

No es privativo del Distrito Federal las marchas, plantones, caravanas, cierres de autopistas y protestas de todo tipo en las calles avenidas explanadas y frente a distintas dependencias, sino que ahora en los diferentes Estados y municipios, las protestas en la provincia son simples copias al carbón de lo que sucede en la capital, desde luego guardando las debidas proporciones pero aderezadas y sazonadas por una misma causa; el caos. La justicia bien aplicada en unos, mientras los más, gozando del fuero que da la multitud y la corrupción; Ejemplo, La policía ministerial ”agarra” un jovencito con un cuchillo cebollero o se topa en un camino vecinal a un campesino o simple pastor de cabras con un machete o rifle de salón , estos individuos van al bote por portación de arma blanca o de fuego etc., pero a los macheteros de San Salvador Atenco, Edo. de México, a las Guardias de Michoacán y de Guerrero, con machetes y rifles en manos, amenazantes y enardecidos, más las consabidas mentadas y recordadas del 10 de mayo desde al presidente Peña Nieto, hasta los que sólo cumplían con el deber de cuidar ¿qué pasó? nadie los tocó, llegan tiempos de votaciones varios municipios de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas, se declararon autónomos y queman boletas, roban urnas, etc., el INE y sus tentáculos, sólo agacharon la cabeza en otro más de la palidez de nuestro poder judicial.

En la región Lagunera, llena de líderes charros y simples promotores del caos y la miseria, desde hace rato, convirtió en monigotes a nuestros funcionarios en turno, desde gobernadores hasta las diferentes dependencias. Así mientras la economía se debate con el desempleo, miles de jóvenes son rechazados en la UAC, los mantos acuíferos se diluyen como lágrimas de un bebé de 9 meses sin control, la droga se distribuye como la mala yerba y el alcohol desde hace mucho tiempo se les salió del control a los desfuncionarios, ahora las jornadas de manifestaciones, marchas en las de calles y tomas de presidencia son el rasante para lograr intereses mezquinos en la mayoría de las veces movidos por intereses políticos. Los taxistas piratas y no piratas hacen de las calles, bulevares y avenidas, su botín y ayudados por las rutas chatarras en donde sólo su ley impera, mientras las autoridades del transporte son simples piñatas, porque las mueven a su criterio y de paso les caen a palos cuando les da su regalada gana. Tiempo de huracanes en el horizonte y largas jornadas de protestas, gruesa agenda llena de anárquica se cierne sobre los ciudadanos que inermes sólo les queda preguntar ¿Ahora por que protestan?.

Simples vivales que se pitorrean en las narices de las autoridades, ostentando sólo las siglas de alguna agrupación “luchadores sociales” capaces de poner a Torreón, Gómez Palacio y parte de la Laguna a temblar, con pretexto de defender causas perdidas, que van desde repudio a la reforma educativa, despidos injustificados, decomiso de autos chocolates, de taxis piratas, predios invadidos, niños con plomo, cerrar escuelas, quitar rieles, o en su caso exigir programas, tarjetas y despensas para su organización. Y también son estos mismos grupos los que se prestan al mejor postor para llenar las urnas de votos a quien les llegue al precio. En fin, así están las cosas, todo un cúmulo de contradicciones por parte de las autoridades, mientras el pueblo se sigue preguntando ¿En manos de quién estamos? Queda una vez más evidenciado que los temibles grupos de policías encapuchados que rondan en las calles del territorio nacional y en particular de toda la laguna van sólo en contra de niños y jovencitos grafiteros y pandilleros. Sin duda el Diálogo es bueno, y de personas civilizadas, mientras la LEY es para unos “Juan pueblo” y, la JUSTICIA y tolerancia es para los dueños de la calle y representantes de la anarquía y sembradores del caos