Hoy en día, a menudo escuchamos estos términos: “hastag”, “like”, “muro”, “agregame”, “follow”, “trending topic”, etc, etc. Es el lenguaje que en nuestra actualidad nos ha venido bombardeando y queramos o no, ya es parte de nuestra actividad diaria –al menos en el terreno profesional lo podemos asegurar- y difícilmente podríamos eludirlo.

De acuerdo a un texto publicado por el Portal de la Comunicación InCom-UAB: El portal de los estudios de comunicación, 2001-2015, El crecimiento de las redes sociales en la era digital es indudable; son los medios de comunicación más utilizados por las personas para mantener relaciones las unas con las otras, además de ser utilizadas para entretenimiento propio. Las primeras herramientas creadas fueron los “Email lists” y “Bulletin Board Systems (BBS)” que surgieron en la década de 1970. A lo largo de los años fueron surgiendo nuevas redes sociales, con diferentes interfaces y características. Podemos citar la gran evolución que hubo desde las primeras redes creadas hasta las que son más usadas recientemente, como por ejemplo, el caso de Facebook. En las primeras redes sociales se producía sólo el intercambio de mensajes entre los usuarios y en las actuales existe la exposición de perfiles con información personal, fotos, además de formas de comunicación mucho más exhaustivas.
Pero existen algunas dudas relacionadas con ellas. ¿Hasta cuándo van a continuar creciendo a un ritmo tan rápido? ¿Cuál es su influencia en la vida personal? ¿Alguien va a crear otra red social con tanto éxito como Facebook? ¿Hasta dónde llegará el éxito de esos tipos de webs?.

Más allá de tales cuestionamientos, el dato duro es, que en la actualidad, gran parte de los cibernautas, fundamenta su satisfacción en ver el número de “me gusta”, comentarios sobre alguna foto, RT, favorito, número de seguidores, etc, etc. Es decir, que, si en sus cuentas de redes sociales no registran una cantidad considerable de seguidores o solicitudes enviadas, hay cierta insatisfacción y muchas de las veces, éstos, son tachados como poco populares entre el mundo digital y el real.
Es por ello que lanzamos el cuestionamiento sobre el número de Likes, seguidores, RT, Follow, qué tanto puede influir este dato duro en cada uno de quienes contamos con una cuenta en redes sociales.