Qué es más importante, un mensaje de texto a cambio de la vida?. Qué es más importante, un “watsap” de alguna conversación que la integridad físicas de quienes te acompañan?. Qué es más importante, ver cuántos “likes” tengo en la foto que publiqué que la vida de quienes circulan frente a mi?. Qué es más importante, el número de seguidores que tengo en twitter, que el provocar uh fatal accidente?.

Ante tal cuestionamiento, es importante reflexionar sobre el título, ¿Contestar o no?. Hoy en día es alarmante la dependencia que hemos adquirido sobre el uso de cualquier dispositivo de comunicación móvil. Háblese de teléfono celular, tablet, ipad, etc. Aunque si bien es cierto, tales herramientas son de mucha ayuda para el desarrollo profesional cualquiera que sea la de cada quien. Pero, los números y cifras son de llamar la atención, según un estudio elaborado en la Universidad de Harvard, en los Estados Unidos, “Un 28% de los accidentes de tráfico se deben a llamadas telefónicas o envío de mensajes de texto”.

Según algunos datos -basados en investigaciones previas- esta práctica aumenta hasta cuatro veces las posibilidades de accidente y sus riesgos pueden compararse a los de conducir bajo los efectos del alcohol. Las consecuencias [de conducir y hablar por teléfono al mismo tiempo] han alcanzado proporciones epidémicas”.

De forma rutinaria se pregunta sobre hábitos de riesgo, como el uso de condones, cinturones de seguridad o consumo de tabaco alcohol y drogas. […] Es el momento de actualizar nuestro modelo de medicina preventiva y preguntar sobre las distracciones mientras se conduce.

Hoy en día, el dispositivo móvil nos permite solucionar mediáticamente muchas situaciones relacionadas con nuestro trabajo, familia y amistades. Desde un celular, enviamos facturas, correos, imágenes, voz, checamos nuestras redes sociales, navegamos en internet. Y es aquí donde radica volveros a plantear el cuestionamiento si es importante contestar o no el celular mientras conducimos.

Qué es más importante, un mensaje de texto a cambio de la vida?.
Qué es más importante, un “watsap” de alguna conversación que la integridad físicas de quienes te acompañan?.
Qué es más importante, ver cuántos “likes” tengo en la foto que publiqué que la vida de quienes circulan frente a mi?.
Qué es más importante, el número de seguidores que tengo en twitter, que el provocar uh fatal accidente?.

Podríamos seguir generando más cuestionamientos, pero lo que es verdaderamente vital, es entender, que nada cambiará si nos detenemos y hacemos a un costado de la carretera o nos estacionamos para contestar la llamada. O mucho mejor aún, esperar a llegar a tu próximo destino para así atender los pendientes por teléfono.

¡No olvidemos que en casa nos esperan!…