ed93 / Traumas

DIOS Concédeme la serenidad de aceptar las cosas que no puedo cambiar,
VALOR Para cambiar aquellas que puedo
Y SABIDURÍA Para reconocer la diferencia.
San Francisco de Asís.

Los traumas psicológicos son heridas producidas por la incapacidad de resolver problemas familiares, de amor, de trabajo… etc. Pero, ¿es real la herida? ¿O es solo el capricho innecesario de continuar con una actitud de sufrimiento o de chantaje que queremos “sentir” o transmitir a los demás?

La herida psicológica se experimenta cuando, se piensa y se piensa en lo mismo, en el abandono del ser amado, en el trabajo perdido, en el rio que se desbordo, la casa que nos embargaron, en lo que nos han robado o quitado, en todo lo que por azares del destino, para bien o para mal…se perdió.

Las mentes débiles ante los problemas ¡Gritan! se enfurecen… lloran, y hasta aquí es normal, pero, hacerlo como rutina, como chantaje, ¡Día tras día! Como método de manipulación, es desgastante y no les lleva a ningún lugar.

Perder el interés, bloquear nuestros sentimientos, ser impulsivos, agresivos o estar continuamente “enojados, incluso dejar de comer o alimentarnos mal, porque la herida psicológica no ha sanado, lo único que nos traerá como resultado, es mas heridas, y más sufrimiento espiritual.

Todos estamos expuestos a ser lastimados, a sufrir, a desvelarnos y llorar por lo que amamos, pero siempre debemos de reforzar nuestra actitud, con la aceptación. ACEPTAR, que todo lo que sucede: ES COMO ES.

En este mundo moderno, y aun en el mundo antiguo, la humanidad ha pasado por accidentes, por experiencias desagradables, asaltos, abusos físicos y de autoridad, la muerte de algún ser querido o amado, desastres naturales, y la falta de dinero o de salud, pero las HERIDAS, deben de sanar.

Nosotros tenemos la solución: SER DEBILES ETERNAMENTE, O ACEPTAR, Y DEJAR IR.
Sufrir, es de humanos, sanar las heridas, es de personas inteligentes, de personas que saben aceptar la voluntad de las leyes DIVINAS Y naturales.

La mente sufre por lo que piensa, por lo que hace, y por todo lo que ve.
Que tu mente desde HOY, vea lo MARAVILLOSO QUE ES VIVIR.

Y recuerda que cuando abandones esta tierra, no podrás llevarte nada de lo que has recibido,
Solamente lo que has dado, Y VIVIR LLENO DE HERIDAS, LLENO DE TRAUMAS, ES DESGASTANTE PARA TI… Y PARA LOS DEMAS.

Acepta que el universo gira y gira…
Y tú… no debes quedar atrás.