ed90 / Los fracasos de la democracia

Se dice que la democracia es la voluntad del pueblo, pero no creo que el pueblo tenga la voluntad de vivir en pobreza e inseguridad. Una verdadera democracia debe brindar de libertades económicas, sociales y políticas a todos sus pobladores, crear un ambiente de respeto y tolerancia entre todas las formas de pensar.

¿En México tenemos el gobierno que querremos o el gobierno que nos ofrece el sistema partidista? Cuando revisamos la oferta política decimos lamentablemente votare por el menos peor. Cuando los tres principales políticos no respetan ni sus propias ideologías. No ha existido un político oído y vista a las necesidades del país. Tan solo si le preguntaras a los mexicano si están de acuerdo con el gasto de 6 mil 769 millones de pesos para el avión presidencial dudo que la mayoría quisiera. El avión presidencial de esas características es más un berrinche que una necesidad. Es evidente que se necesita un transporte aéreo para la presidencia de la república pero no creo que uno como lo platean el actual gobierno.

La democracia va hacer real cuando no existan trabas para ejercer el derecho del voto libremente, es decir, no comprado como el caso de Monex, ni inducido por miedo a perder el trabajo o como los caso de Coahuila, Michoacán, Tamaulipas entre otros estados donde el crimen organizado tenía inferencia en las elecciones.

No crítico a quienes venden el voto, dado que si lo hacen es por una necesidad económica y un desencantamiento social. Critico a aquellos que se prestan como intermediarios para efectuar ese tipo de prostitución social.
Suena utópico querer un gobierno que responda a todas las necesidades del pueblo. La utopía hace que no se baje las manos en la lucha por construir un mejor lugar para vivir.
Nuestras libertades económicas están limitadas a nuestra riqueza, nuestra riqueza a nuestro trabajo o herencia y nuestro trabajo se encuentra limitado a un buen funcionamiento del mercado de trabajo que a la vez se limita a una buena distribución de la riqueza.

No podemos hablar de libertades económicas ni de una democracia desarrollada cuando los jóvenes no tienen esperanzas de trabajo, los recién egresados de universidades no tienen empleo y la gente mayor no tiene casa después de una vida de laborar. Según la OCDE somos el país de sus organismos somos los que más horas trabajas y también los menos pagados. En resumen, en cuestiones laborales somos el país que más rezagos tiene.

Cuando ves un país como el de México con tantas desigualdades sociales, te habla de un país donde la democracia ha fracasado porque no ha logrado cumplir la voluntad del pueblo. Cuando leemos en México hay más muertos que países que están en guerra, te habla de un país donde no hay libertades.
¿Qué tan democráticos somos y que tan libres somos? La primera la responderemos con los índices de desigualdad y la segunda con la seguridad, ¿podemos dejar nuestros carros en la calle sin miedo a ser delinquidos? ¿Aun puedes caminar por la noche sin miedo?