ed92 / La fantasía de la revolución

Entre películas, corridos, novelas, crónicas y mitos, se ha labrado la historia de la revuelta del siglo pasado, fueron varios países los que entraron a revoluciones y guerras a principios del siglo X (veinte), el uso de la violencia fue la rasante y costumbre a sabiendas que era la única forma de destrabar muchos sistemas y tiranías. Rusia, China, países centroamericanos, africanos y entre otros México, vivieron esas catástrofes. En estas revueltas los lideres y sobre todo militares buscaron la democracia y el bienestar para el pueblo, sin embargo en la mayoría de las naciones que mataron una monarquía o tiranía, le dieron nacimiento a dictaduras y sometimiento de las naciones, usando otros métodos, disfrazando la democracia, haciendo del reparto de la riqueza para el pueblo una miserable y perversa limosna y crearon una casta de bandidos, héroes, tiranos, caciques, monarquías, feudalismos, dictadores y desde luego sistemas corruptos en el que tienen cabida todos los que no quieren vivir en el error o estar fuera del presupuesto nacional.

Sin duda aun a estas fechas, a más de un siglo del inicio de la revuelta, la palabra “REVOLUCIÓN” sigue vigente en la clase política, presente en los discursos, mientras sus preceptos y beneficios ausentes en la mayoría de la población. La revolución fue el logro de cientos de vivales, que rapiñaron, saquearon y “carranciaron” lo que hasta la fecha sus hijos y sobretodo nietos que sobreviven de ese legado y y ostentaron el poder y el trono para montarse en el tren institucional y revolucionario y ya no bajarse de él. Sin duda la Revolución del país fue conocida, no por sus atrocidades, ni por la imposición a sangre y fuego de grupos, sino por dos figuras a nivel mundial, Pancho Villa y Emiliano Zapata quienes fueron a pesar de que los historiadores lo tildan de bandoleros, de asesinos y guerrilleros, el corazón de la revolución mexicana. Para la élite revolucionaria Fco. I. Madero y Venustiano Carranza son parte fundamental, Madero, como precursor de la Democracia y Carranza fundamentado en las leyes (Plan de Guadalupe y la Constitución). El resultado de los más de 10 años de pleitos, batallas, traiciones, usurpaciones y tal vez dos millones que se puede resumir como que el mayor logro fue un papel, que desde 1917 ha sido pisoteado, menospreciado y como equidad de género infinidad de veces violada, esta es ; La Constitución.

Se han levantado tantos mitos sobre la revolución que la verdad, más que escribir la historia se hacen leyendas, una evocación a los rescoldos de las brazas que levantaron en un pasado reciente mucho humo, que niega a disiparse. Los triunfadores de la Revolución la describen de una forma muy fantástica y hasta lucida y emancipadora de masas, lo que perdieron cuentan la verdad, total, ellos no tienen nada que perder, cuando por su culpa perdieron todo. México sigue siendo el país de los recuerdos, evocando un sutil tiempo de gloria y dejando el presente soslayado, diferido y esperando el futuro que no llega, no podemos desterrar el tatuaje indeleble que nos dejó la estela de traiciones, de rapiña, la corrupción galopante y que aún a la fecha se sigue derramando sangre, por los mismos motivos que fue la Revolución y que tanto en el ámbito social, jurídico, político, financiero sigue vigente , se palpa, es tangible ; El poder .