ed91 / Cartas a Thesia

¡Oh Thesia! :

Polvo sobre mí…polvo sobre este polvo mágico que esparcía sobre ti…
Un viento mudo y vacío, eso dolorosamente eres, mi Lilith prófuga de brazos y labios míos.

Mi naríz se escarcha con el frío de tu distancia, de tu miedo…
y aquí espero como una estaca en medio de esta inclemencia, de este gris temporal, de tu ausencia que hoy padezco…

Polvo que me corroe, polvo sobre este polvo mágico haciendo un polvo torvo y nuevo, tamizándose el de mi amor por ti bajo este frío viento…

Mi rostro se escarcha con el miedo de tu incipiente hielo, de tu moribundo eros…mi Lilith sagrada, mi Lilith profana, escencia de amor de la carne y del alma…

Polvo sobre mí… polvo que irá añejando un amor que no sabe a donde ir, a que brazos correr, de que ojos bañarse…
polvo que hará de mí un cenotafio, en recuerdo de ese amor que nació y se quedó sin madre, sin venus, sin Lilith, sin a qué rezarle…

Polvo bajo polvo me estoy ya convirtiendo…
mi Lilith sagrada y profana, escencia del amor… ahora mitad calor, mitad hielo…

Para Thesia:

¡Oh, Padre en Secreto, que termine ya la tortura de su indiferencia..!
Para mí lo es todo, para mí todo es ella,
que no me quite ella misma de su presencia…
que no me prive ella misma de este motivo para seguir,
que no me prive de su sol, de su aroma, y su sonreir…
¡Que termine ya la tortura de su ausencia..!

Thesia mía:

No sé…
Estoy balanceándome entre esos momentos y estos otros…
No sé…me siento como un párvulo con su primer encuentro con las cosas de grandes…
No sé si estoy suspendido en un alucinamiento, arrobamiento… No lo sé…
¿Para dónde es la izquierda? ¿para dónde la derecha? ¿es como así se siente..?
Una dulce y pinchante ansiedad de volver a pasar por el puente colgante de tan ansiado frenesí construido de sabores y tersuras…
Sabores y tersuras que me harán desear cruzarlo de nuevo…
Lo sé…