ed84 / ¿Es lo mismo guardar la tradición, que obedecer los mandamientos de Dios?

En el año en todas partes del mundo hay muchas celebraciones, que por el tiempo transcurrido perdieron su origen, y por costumbre o fanatismo se celebran con fervor de año en año, aunque hay países que ya las dejaron o las deformaron conforme a su región.

México no es la excepción, es más, encabeza a muchas naciones en ciertas tradiciones que mezcla con su propio folclor añadiendo el sabor autóctono que le caracteriza, como es el Carnaval que en muchas regiones del país se acostumbra en estas fechas, claro siguiendo el orden primero el Martes de Carnaval y después el Miércoles de Ceniza ¿O ya en algunos lugares no importa el orden, que estableció la Iglesia? y no necesito decir cual pues todos saben, y no me pregunten qué relación religiosa tienen estas dos tradiciones lo que si se que no son del tiempo del Señor Jesucristo ni de la Biblia, dicen que fue un permiso de hacer con libertad (libertinaje) todo lo que quisieran para después poder resistir los 40 días de la cuaresma teniendo una indulgencia que borra todas las conductas desviadas, pero ni lo uno ni lo otro está registrado en el Sagrado Volumen como que la iglesia celebrara la cuaresma pues en el inicio de su Ministerio el Señor ayunó no ya para morir, ni celebraban una semana de 8 días Santa si contamos el de Ramos (o de 4 -Jueves, Viernes, Sábado y Domingo) como sea no quiero por dar tantos datos confundir a los amables lectores pero el tema es la tradición que en México se celebra en su muy peculiar estilo.

En Marcos 7 el Divino Maestro reprendía a los sacerdotes por invalidar el mandamiento por la tradición, reglas de alimentos, y costumbres de los ancianos, sin pensar si en ellos hay infracción a esas  leyes que Dios nos da, para limpiar nuestras almas, y al guardar la tradición y quebrantarlas serían pecados, que es lo que vino a limpiar con su sangre el Redentor. La abstención de carnes los viernes durante esos cuarenta, días como si comer pescado y mariscos constituyera un ayuno, más bien en México sería una fiesta por la escasos fondos económicos, ¿cuando inició de esta costumbre?  ¿Por quién? ¿Qué beneficio espiritual produce? Y ya dejamos atrás el Carnaval que ese si ha de producir muchos beneficios para el alma que va a consagrarse con remordimiento y cubriendo su cabeza de cilicio y ceniza, con lagrimas busca el perdón.

México no es la excepción, es más, encabeza a muchas naciones en ciertas tradiciones que mezcla con su propio folclor añadiendo el sabor autóctono que le caracteriza, como es el Carnaval que en muchas regiones del país se acostumbra en estas fechas, claro siguiendo el orden primero el Martes de Carnaval y después el Miércoles de Ceniza ¿O ya en algunos lugares no importa el orden, que estableció la Iglesia?

Ya la época amerita nuestra atención a todo lo que hacemos, sea en el estudio de las ciencias en donde el intelecto a despertado a una era de luces y tecnología o en el ser interno que pronto ira a presentarse con su hacedor, sea por un súbito acontecimiento que en estos tiempos se han multiplicado y que encontramos la muerte por las enfermedades que se multiplican, accidentes, actos terroristas o por ser el fin total de estas cosas como las conocemos, y que nadie te de fechas, porque van a fallar, de ese día y hora, ni el Hijo de Dios lo sabe, así que, esos atrevidos que ponen un fin prematuro, y a su antojo, siempre serán hallados mentirosos. Pero lo frágiles que somos esta a la vista y no podemos dejarnos manejar en lo espiritual por pensamientos humanos que justifican actos de idolatría y fanatismo y hacen que los hombres ofendan a Dios, llegando hasta a hacer un espectáculo con público para volver a crucificar al Señor de las Gloria ocupando una vez más el lugar de aquellos que gritaron… !Crucificadle, Crucificadle! mientras unos consumen bebidas alcohólicas y otros lloran como si se arrepintiesen de sus vidas que al día siguiente volverán a su constante rutina de desorden y abandono del alma. Y todo esto a los ojos y beneplácito de los Líderes religiosos que organizan estos eventos y hasta se glorían de haber usado clavos en un pobre ignorante que acepta bajo influencia ese martirio.

No soy fuerte en mi juicio, lo que hacen es fuerte, mis palabras no lo son, puede ser que ayuden a alguno a salir de esa tradición y buscar con sencillez y humildad al que puede librarlo de la muerte Eterna. Claro que los que no sean cambiar usar ese famoso pensamiento. «La Verdad no peca pero incomoda» y añadirán; «Cada quien tiene su Fe» como si la Fe aceptara injusticias, nunca, la Fe nos lleva a la justicia y no hay una para cada opinión convirtiendo lo que yo creo en una Fe Universal, ¿A Dios le agradó que mataran a su Hijo?. Tembló y se oscureció el cielo causando temor a los presentes, ¿voy a repetir ese enojo del Todo Poderoso? y habló porque tengo FE.