ed83 / PAPA

Cuando parecía que habían logrado unificar esas dos imágenes convenciendo al mundo entero pensando que de una manera irreversible permanecería, apoyados por historiadores y científicos y teniendo a favor el haber pasado más de dos milenios, aconteció como cuando por el DNA, a un preso se le libera después de muchos años, al descubrir la injusticia efectuada por los que lo juzgaron, así de la misma manera, aquella palabra que se expresó hace tanto tiempo «los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras nunca pasarán», resonaron una vez más, y aquel testigo vivo del que recitan al leer «Palabra de Dios» nos ayuda a conocer a aquel Simón a quien Cristo convirtió en pescador de hombres.

Pedro el llamado Papa llega a Roma en el año 42 y allí muere en el 64 en el Circo Romano de Nerón (como se llamó después, ahora se llama Vaticano que está localizado sobre ese infame Circo). Recordemos que nuestro Señor murió en el año 33 de nuestra era, y el Apóstol Pablo se convirtió después, años después, y en Gálatas dice: pasados 14 años fui a Jerusalén ¿y a quien creen que encontró allí?

Uno Simón Pedro, ungido por Jesucristo como Apóstol y parte de un grupo de 12 a quienes se les encargó la evangelización del pueblo de Hebreo, no sólo en sus días, sino en la regeneración sentarse en 12 tronos para juzgar las tribus de Israel, y otro el Papa Pedro, que dicen tener el primado y que estaría a cargo de una Iglesia cuya membresía multinacional o sea de gentiles, está dirigida desde el año 42 con cabecera en Roma y que al morir eligen a un sucesor y así el sucesor del sucesor, pregunto:

¿Pueden estos dos ser el mismo?

Era tal el cuidado en el Apóstol Pedro (Simón o Cefas) que en Galacia cuando llegaban Judíos, se apartaba de los gentiles para no ser visto con ellos, mientras que Pablo el Apóstol de los gentiles (Como Cristo lo llamó) era el que los cuidaba, ese ministerio para las naciones le fue entregado directamente por Jesucristo y lo curioso son las fechas que se manejan, sin pensar que las verdaderas fechas se pueden calcular fácilmente.

Pedro el llamado Papa llega a Roma en el año 42 y allí muere en el 64 en el Circo Romano de Nerón (como se llamó después, ahora se llama Vaticano que está localizado sobre ese infame Circo). Recordemos que nuestro Señor murió en el año 33 de nuestra era, y el Apóstol Pablo se convirtió después, años después, y en Gálatas dice: pasados 14 años fui a Jerusalén ¿y a quien creen que encontró allí? pues nada más y nada menos que a Simón Cefas Pedro, el Apóstol, mientras Pedro el Papa ya se había ido a Roma. Como que las dos personas tomaron un rumbo distinto, ¿o es que el Papa Pedro nunca existió?.

Aclaro el papado inicia en el Siglo VII

La Muerte de Cristo en el año 33 + tiempo de conversión de Pablo + 14 años, nos da 50 mínimo, así que no pudo el Apóstol estar en Roma en el año 42 pero el Papa según esto ya vivía allá, el Apóstol en cambio por su misión dedicada a los Judíos llamados circuncisión, ni se fue, ni tenía por que irse, pero considerando la astucia de alguno que diga «es que por la persecución» que se fueron de Jerusalén, el testigo vivo y eficaz nos dice que los Apóstoles se quedaron en Jerusalén.

El testigo sigue hablando, la carta a los Romanos fue escrita por Pablo, el no estaba allá, sino que deseaba visitarlos, no les parece extraño que saludo a muchos pero ni un saludo a Pedro el Papa, mientras que las veces que fue a Jerusalén éll dice «me quede en casa de Pedro» (El Apóstol claro).

Llega el tiempo en que el Apóstol Pablo es llevado preso a Roma y el testigo fiel y permanente nos dice lo que paso, tanto en el viaje, como a que puerto llegó y quienes lo fueron a recibir en las cercanía de Nápoles, Italia, ¿y qué creen?, el Papa Pedro no fue a recibirlo, sólo miembros de la iglesia de esa zona lo recibieron de allí se fue a pie a Roma y en la entrada, en la vía Appia, en el lugar que se llama las Tres Tabernas, lo fueron a esperar los hermanos de Roma y del Papa, nada de él, al llegar a Roma el Apóstol Pablo se queda en una casa rentada con un centurión cuidando, pero con la libertad de recibir a quien él quisiera, valga la repetición, nada de Pedro el Papa, manda llamar a los Judíos principales de Roma y vienen a hablar con el Apóstol Pablo y dicen textualmente «Entonces ellos le dijeron: Nosotros ni hemos recibido de Judea cartas acerca de ti, ni ha venido alguno de los hermanos que haya denunciado o hablado algún mal de ti.» Y le pidieron que les hablara, ¿será que Pedro no cumplió con su deber de predicar? ¿O ese Pedro Papa no existió?

Pedro el verdadero Apóstol de Jesucristo el cual no dejó sucesor, ni abandonó el rebaño del que Cristo dijo apacienta mis ovejas, esas pérdidas de la Casa de Israel, y del cual los Franciscanos de Jerusalén dicen tener su tumba con la inscripción Simón Bar Jonah ( lo cual yo no confirmo) mientras que en Roma dicen tener la tumba quedando bajo el altar mayor de la primera Basílica de Pedro que construyó Constantino el Grande (no la terminó) y que en el siglo XVI se edificó la actual y se usó la tumba como alineamiento del altar una vez más, me pregunto y alguien que me explique, ¿Cómo es que no saben de los huesos de Pedro? (como irrespetuosamente los llaman) la verdad es que es una historieta sin fundamento, y que usando nuestra masa encefálica, regalo de nuestro creador, llegamos a la clara conclusión.

El Apóstol no fue a Roma, nunca fue Papa, y no es verídico lo de la tumba en Vaticano, ni que el cráneo de él y de Pablo estén en San Juan de Letrán (que sería macabro de ser cierto) ¿a quién se le ocurriría separar un cráneo del cuerpo? y menos si en verdad tuvieran la tumba donde se supone deben reposar los restos de toda la osamenta que estaría junta desde el año 64. Después de que en 1950 descubrieron una Necrópolis (ciudad de muertos) y 10 cajas de huesos y que Pío XII dijo que no eran los verdaderos y que Pablo VI declaro que si eran y después de 50 años de no hablar de ellos Francis I los vuelve a sacar ¿porque no están en la tumba? Sin contar que ahora traen piel y sangre como reliquia de Juan Pablo II como que ya es costumbre.

Así que el Apóstol Simón Pedro, no es el Papa Primado Obispo de Roma, y con eso la sucesión no interrumpida que fue vacante por cientos de años sumando entre Papa y Papa mientras algunos estuvieron al mismo tiempo sin contar a una numerosa lista de Anti papas. Por lo tanto en conclusión o son dos personas completamente distintas o es sólo una verídica y el otro un cuento que similar a la mitología Griega no por viejo el cuento es verdadero.

Como tarea de estudio:
¿En qué año aparece el nombre Iglesia Católica Apostólica y Romana (Completo).