No permitas que el dolor del desamor detenga tus sueños, y te lleve por el camino tristemente equivocado.
No voy a ir tras de ti a suplicarte, ni a buscarte, ni a rogarte; no voy a ir a tu casa. Ni te llevaré serenata, ni me emborracharé por tus desprecios, ni gritaré que estoy muriendo de tanto extrañar tus besos.

No voy a vivir angustiado, pensando con quién platicas, con quién duermes, a quién amas. El amor es otra cosa, no los celos que me matan. No vas a ser la fuerza principal de mi vida, no te voy a sobrevalorar, ni a proteger, tu eres joven, noble, fuerte, no necesitas de nada, ni de nadie.

No voy a esperar a que cambies, a que pienses distinto, no voy a suplicar que me perdones, tú no tienes nada que perdonarme, es de humanos cometer errores. No voy a sentirme despreciado ni triste, ni sólo, ni abandonado, me ha llevado muchos años construir mi vida, no la voy a echar al abismo tan solo porque no estás conmigo.

No te voy a faltar al respeto, presionándote para que me ames, ni tampoco voy a ser paciente para que regreses cuando estés más tranquila. Es cierto, estoy un poco triste, pero he aprendido que el amor que se ruega, es amor humillado, amor fracasado; amor perdido.

¡NO!… HOY NO TE LLEVO SERENATA, NI FLORES. NI PERFUMES, NI NADA.
MI AMOR NO ES UN CAPRICHO.
Y….????

SI DARTE MI AMOR, NO TIENE SENTIDO., UMMMM(un fuerte suspiro)
¡PUES QUE TU AMOR Y EL MÍO! ….
¡QUE SE LOS LLEVE EL OLVIDO!