Muchas personas no se imaginan que los famosos propósitos de año nuevo repercute en su salud sexual.

“Este año, dejare de fumar”. El tabaquismo inhibe los sentidos del olfato y del gusto. Cuando no olemos bien por causa del tabaquismo, es difícil percibir los aromas de mi pareja que llegan a ser un potente estimulo sexual efectivo para iniciar mi curva de respuesta sexual. Además los fumadores bloquean este estimulo también para sus parejas con el olor desagradable con que se impregnan la ropa y el cuerpo, en especial las manos que acarician, y la boca que besa. Elementos básicos en toda relación sexual.

“Este año, bajo de peso”. La obesidad, puede mermar nuestra autoestima, perdiendo seguridad y la capacidad para acercarnos a nuestra pareja. La sociedad marca con un rechazo injusto hacia estas personas, y asi mismo la penetración en algunos casos suele dificultarse tanto para el hombre como para la mujer.

“Este año, dejo de tomar”. Contra lo que muchos piensan con respecto a tomar unas copas antes de una relación sexual, en el sentido de que sirve para estimular los sentidos y deshinibirnos mas, puede resultar contraproducente. Cantidades altas de alcohol, no nos permiten tener nuestros cinco sentidos listos para disfrutar y ser disfrutados, perdiendo la conciencia de la situación, y no estar al pendiente de lo que necesito y quiero vivir en esa experiencia erótica, y olvidándome así también de lo que mi pareja quiere disfrutar.

[imgsize 5737 300x class=’alignleft’ alt=»] “Este año si voy a cuidar mi salud” Es muy recomendable, en los casos de mujeres de más de 35 años, o menores sexualmente activas, que se hagan una prueba de Papanicolaou para descubrir cualquier alteración que pudiera presentarse. También es necesario hacerse revisiones de las glándulas mamarias y recurrir al medico ante el más mínimo cambio en la estructura y la consistencia de los senos. Si se trata de una mujer con antecedentes familiares de cáncer de mama, es importante someterse al estudio radiológico de mastografía.
En los varones, el cuidado de la próstata es importante así como de la integridad de los testículos, ya que la salud genital definitivamente afecta la salud sexual. Bien se dice que un pene y una vulva no pueden funcionar adecuadamente si están unidos a un cuerpo enfermo.
En ambos géneros, es aconsejable el uso del condón en una relación ocasional, tanto heterosexual como homosexual, ya que es el único medio para la prevención de infecciones de transmisión sexual.

Y podríamos continuar de esta manera con una larga lista que nos indicara que las intensiones de mejorar nuestra salud física y mental nos ayudan, también, en nuestra sexualidad.

Y algo que no podemos olvidar son los propósitos de mejorar nuestra relación de pareja, limando asperezas, perdonando, iniciando de nuevo.
Lo cierto es que es importante recordar que si en algún momento pudimos enamorarnos de una persona, y estar bien en la relación, es algo que se puede seguir logrando. Un mandamiento de la sexualidad nos dice que no es mi responsabilidad el placer de mi pareja, que aun y con todo lo que se cree y se dice, yo no soy adivino o adivina de lo que mi pareja está necesitanto.
La comunicación sexual es un elemento vital en el mejoramiento de nuestras relaciones.

Felices fiestas, y por qué no decirlo también: Felices Orgasmos!!!