LOS VETERANOS DEL CLAUSURA 2012

El momento cumbre de un jugador profesional de futbol está entre los 26 y 31 años de edad. Posteriormente, el futbolista comienza a experimentar diferencias que se le presentan con respeto a aquellos años. Su cuerpo ya no es el mismo. Comienza a perder habilidades, ya no corre igual y su labor en la cancha poco a poco se va opacando, es cuando se acerca el ocaso de su carrera.

Ante esto, al futbolista le cuesta mucho trabajo abandonar una actividad a la que se ha entregado por completo. Puedo poner como ejemplo el caso de Jared Borgetti, quien a sus 37 años de edad insistía en seguir jugando cuando su ciclo de vida como futbolista había concluido. Finalmente, él decidió retirarse al no tener cabida en el Santos Laguna al que llamó “el equipo de sus amores” antes del comienzo del Clausura 2011.

Actualmente, en el Torneo Clausura 2012 del futbol mexicano hay una lista de jugadores veteranos que rebasan los 35 años: Rodrigo Ruiz, Estudiantes, 39 años, 7 meses, próximo a cumplir 40 el 10 de mayo; Óscar Pérez, San Luis, 38 años, 9 meses, próximo a cumplir 39 el 1 de febrero; Oswaldo Sánchez, Santos, 38 años, 3 meses, próximo a cumplir 39 el 21 de septiembre; Braulio Luna, Estudiantes, 37 años, 3 meses, próximo a cumplir 38 el 8 de septiembre; Israel López, Gallos Blancos, 37 años, 3 meses, próximo a cumplir 38 el 29 de septiembre. Lo que indica que ellos son los próximos a decir adiós a las canchas. En la historia de los torneos cortos hay un solo jugador que dejó una marca difícil de superar, el zacatecano José Guadalupe Castañeda “Lupillo” Castañeda, quien se retiró a la edad de 42 años jugando con los Dorados de Sinaloa en el año 2006.

Rodrigo Ruiz, jugador incansable por la banda izquierda, ha entregado mucho al futbol mexicano. Se nacionalizó mexicano en agradecimiento a nuestro país. En 2011, pospuso su retiro con la idea de jugar un año más. El portero Óscar Pérez, el llamado “Conejo” está cerca de dar su último salto. Su colega, Oswaldo Sánchez, también vislumbra ya quitarse los guantes y que mejor que hacerlo en Santos donde logró su segundo título en carrera profesional, después de Chivas. Israel López y Braulio Luna, tienen un largo camino recorrido en el cual han adquirido experiencia que pueden compartir a las nuevas generaciones.

Creo que así como el jugador se prepara a diario para cumplir con las horas de entrenamiento, soportar las concentraciones antes de cada partido, también debería entrenarse para pensar en el retiro. ¿Usted qué opina?