“EL hubiera no existe, el tiempo pasó y pasó”

Si hubiera cuidado el amor de patricia… cuando la tenía…
Si hubiera estudiado derecho o medicina….
Si hubiera iniciado el negocio que tanto quería.…
El hubiera no existe.. lo que paso… paso.

Cuantas veces lloramos por un amor perdido, por el dinero mal gastado y mal invertido, por los momentos que HUBIÉRAMOS compartido con algo o con alguien, que en su tiempo fue nuestra principal razón o nuestro maravilloso motivo.

El tiempo se va y nunca más vuelve.
No podemos irnos de casa sin decirle a nuestra familia que la amamos, aunque estemos cansados, o un poco aburridos, pues los momentos mal vividos, quizá se queden para siempre convertidos en fracaso, por no haber expresado lo que realmente en su momento sentimos.

El hubiera no existe, es un demonio, que se traga todo lo que tanto amamos. Y nos deja solos, tristes, y vacíos.

Si hubiera pasado más tiempo con mis hijos…
Si le hubiera dicho a mi madre que la amaba…
Si hubiera escrito ese poema que tanto me gustaba…
Si hubiera estudiado inglés, francés o guitarra…

El hubiera no existe, se fue, se marchó, se perdió en el abismo del pasado. Se llevó todo lo que necesitamos todo lo que amamos.
Ahora nos quedan los fantasmas del arrepentimiento de la soledad,
Del desaliento…

El hubiera no existe, no es presente, no está vigente…
El hubiera es el demonio de la cobardía, del miedo de la falta de madurez, de responsabilidad… es la ausencia de un amor valiente.

El hubiera no existe, mi madre ya no está conmigo, mis hijos ya crecieron
Mis compañeros ya se graduaron de licenciados, mecánicos o de ingenieros…
La mujer que amé vive con otro, el negocio que quise iniciar se perdió en el olvido.
El hubiera no existe.

Solo existe el fracaso y el recuerdo de lo que quise hacer y aún no he hecho.
El hubiera…. Ya no existe. Ahora solo nos queda sanar con la resignación o con el olvido.

Hasta pronto.