La Universidad Autónoma de Coahuila con una población estudiantil de 34,564 alumnos inscritos en el período 2011–2012, con una planta docente de 2,847 profesores, que cuenta con el 100 % de los programas de licenciatura acreditados, y que pertenece al Consorcio de Universidades Mexicanas, acaba de anunciar que entra de lleno al análisis y reflexión sobre su modelo educativo en el cual está basada la práctica de enseñanza aprendizaje en estos momentos.

“La actualización o cambio del modelo pedagógico deberá tomar en cuentas las nuevas necesidades que se han venido configurando en el plano social”

Los alumnos de la UAdeC son en estos momentos, el capital humano más significativo que posee, por lo cual la actualización o cambio del modelo pedagógico deberá tomar en cuentas las nuevas necesidades que se han venido configurando en el plano social, así como las nuevas formas de aprender y de ver el mundo por parte de las nuevas generaciones, no menos importante será el revisar qué pasará con la planta docente ya que actualmente la brecha digital, derivada del uso de las nuevas tecnologías en la educación, aparece como una de las áreas de oportunidad más significativas en nuestra máxima casa de estudios.
Lo interesante de la propuesta expresada por el actual rector, Lic. Mario Alberto Ochoa Rivera y el director de Asuntos Académicos Dr. Francisco Osorio Vargas, radica en su expresión abierta, de cara a la ciudadanía coahuilense, a la cual le han informado que debido a la globalización educativa es necesario actualizar el modelo educativo, ya que este es la plataforma que asegura el cumplimiento de los objetivos de un plan de estudios, siempre y cuando el entorno favorezca una práctica académica sin mayores sobresaltos, de tal forma que el sector administrativo, el grupo de profesores, y el modelo pedagógico sean variables que faciliten el crecimiento académico e intelectual de las nuevas generaciones.
Ante esta propuesta ahora falta saber a qué modelos pedagógicos se acercará la práctica educativa universitaria para hacer frente a las nuevas necesidades sociales, ya que hasta donde se sabe, los modelos tradicional, conductista, cognositivista, social, constructivista, conceptual, y tecnología educativa (NTIC), ya se encuentran presentes en el quehacer académico, el reto es saber cómo se estructurará el nuevo modelo educativo que han anunciado las autoridades de la máxima casa de estudios del estado.