La Casa de la Cultura, instalada en una vieja casona de la avenida Morelos, frente a la cafetería de la Farmacia Benavides, lugar de reunión de infinidad de cafeteros y jóvenes que todos los domingos acudíamos al Paseo de La Morelos, a platicar, ligar, merodear en busca de un toque y role o a exhibir la vanidad -dicho sea de paso-, hoy estaría de aniversario desde su fundación al inicio de los setentas, con Magda Briones, como directora, Héctor Herrera como sub director, Virginia Valdivieso como secretaria, el que esto escribe y firma como promotor cultural, Rogelio Luevano como maestro de teatro, Sonia Salum era la maestra de teatro infantil, Pepe Méndez de pintura, por citar algunos de tantos que se me quedan en el tintero, pues en torno a ella giraron los nacientes escritores, pintores, músicos, actores, Alejandro Santiex nos impartió el taller de dirección teatral; y otras actividades artísticas. Nunca tuvimos los apoyos suficientes, a Alberto González Domene que porque era panista y a otros como nosotros que porque éramos comunistas. Aun así, Magda Briones se las ingeniaba, presentábamos muchos eventos y obras de teatro. En 1973, Rogelio nos dirige en el estreno mundial de la obra de Paco Ignacio Taibo I, “Los Cazadores”, en el foro de la ECA, me tocó representar tres papeles; los foros de Medicina, ECA, Mayran, el Hotel Nazas, la Terraza del entonces Hotel Elvira… servían de escenarios, pero algo faltaba…

Desde 1975, Alejandro Maynez (f), José Medrano (f) y Sigfrido Macías, estudiantes de la mesa directiva de la Sociedad de Alumnos de la Escuela de Ciencias Políticas y Administración Pública, iniciaron las gestiones para lograr el rescate del Teatro Martínez convertido en un cine de tercera categoría. Para 1976, sus gestiones rindieron frutos y el 19 de enero se anunciaba la donación del teatro a la ciudad. Se integró un patronato y se nombró directora del teatro a Sonia Salum quien solicitó no la dejáramos sola. El 18 de septiembre de 1982 el Teatro abre sus puertas; ese año yo terminaba mi periodo de director de la Escuela Normal Superior de La Laguna Cursos Intensivos y me sumé como coordinador general a petición de Sonia Salum, además de amigos, ella, Pepe Méndez, Rogelio Luevano, Héctor Herrera… compartíamos en la Escuela del Cuarto Camino, (de las enseñanzas de Gurdief). Sonia Salum provocó todo un Boom cultural, hizo época y su nombre es parte de la historia cultural de Torreón, su patronato que siempre la apoyó, el Presidente Municipal Heriberto Ramos, fue fundamental para esta época de oro de la cultura en nuestro Municipio.

Integramos el Grupo de Teatro Estable del Teatro Isauro Martínez <El Establo de la Chona>, con varios directores como el doctor Alfonso Garibay Fernández, Rogelio Luevano y otros directores invitados. Participé en las obras “Hoy invita la Güera”, con esta obra fuimos al Encuentro Nacional de Teatro de Jalapa, Veracruz, a bordo del camión de la PREFEMA; “La Madrugada” o feroz asesinato de Francisco Villa, de Juan Tovar, presentada en varios escenarios pero sobre todo en ‘El Teatrailer’ recorrimos varios barrios y nos presentamos en la Macroplaza de Monterrey en el Encuentro Nacional de Teatro, yo representé a Francisco Villa; en la obra “Así en la Tierra como en el cielo”; También en “Espera en la oscuridad”, preciosa obra, duramos en temporada bastante tiempo y los domingos hacíamos dos funciones.

La dirección de Rogelio Luevano; la escenografía fue de Pepe Méndez, menos La Madrugada que fue de Alonso Licerio. Nunca cobramos un solo cinco por actuar, todo era para la permanente remodelación del Teatro. En la obra de teatro “Espera en la oscuridad” quedó buena ganancia y Sonia nos entregó un cheque a cada uno de los actores y decidimos no cobrarlo, lo pusimos en un marco.
Algunos nombres de los que aparecen en esta histórica fotografía, laguneros conectados con la cultura y sus procesos.
Javier Garza de la Garza, Rodolfo González Treviño, Jaime Rico, Enrique Tatay, Saúl Rosales carrillo, Alonso Licerio Valdez, Jorge Alcorcha, Sonia Salum, Salomón Atiyhe, Lucy Borrego y su esposo Nacho Chávez, Fernando Martínez Sánchez y su esposa María Caliano, Consuelo González Zermeño, Pedro Martínez Estrada, Virginia Valdivieso, Enrique Esquivel, Héctor Herrera Montaña, Rony, Rosy, Pepe Cruz, Martín, Juan Manuel López Reyes y su esposa Soledad, Uriel Martínez, Francisco Echavarri, y otros que no recuerdo su nombre. En paz descansen los que ya se fueron y un reconocimiento a los que viven. (La foto se tomó en la parte trasera del Teatro Martínez, antes de remodelar esa parte en una ‘Posadita’ Decembrina)