Primera parte

Conozco una rata muy grande, es negra muy gorda y tiene los ojos verdes, sus patas son enormes y sus manos tienen una uñas muy largas. Se llama kee? , y siempre sueña que es alguien importante y que logra cosas que nadie más puede hacer.

Vive en una casa muy antigua. Es una casa muy grande de madera con dos pisos, y en lo más alto de ella hay un ático que tiene una ventana redonda. Desde esa ventana kee? todas las noches observa una estrella en el cielo, ésa estrella irradia mucha luz y cada vez que la ve, kee?, piensa que le gustaría, tener ese mismo brillo. Se propone lograr la manera de tener el brillo de esa estrella, igualarlo para que deje de ser la única que brilla en lo alto.

Para eso ha estado acumulando un montón de cajas de cerillos que les ha ido robando a los habitantes de la casa poco a poco, ellos no se han dado cuenta, pero se les desaparecen algunas veces, las cajitas de cerillos que utilizan en la cocina. Y como siempre compran paquetes que traen muchas cajas, aunque las echen de menos no pasa nada porque siempre tienen más.
Esta noche, es la noche en que buscará igualar el brillo de la estrella. Esta será la mas especial de su vida. Solo espera que llegue la hora de la oscuridad y que todos se hayan dormido ya en la casa. Para poder hacer lo que ha planeado.

Anda nervioso por eso, casi ni les ha hecho caso a sus ratitas carmín, diya y michi. Que siempre lo persiguen para que les de un poquito de su amor, que juegue con ellas y les cuente un cuento. Pero el no sabe cuentos. Y cuando quiere acariciarlas les encaja sus uñas que son muy largas, y las lastima aunque no quiera. Pero no sabe qué hacer para no tener esas uñas tan largas que son las que le sirven para llevar las bolitas de queso a la mesa familiar. No sabe que existe el cortaúñas, nunca lo ha visto en el tocador del cuarto color de rosa, a donde pocas veces entra, porque no le gusta el olor del perfume que ahí se respira.

Continuará….