Dentro del marco de los festejos del día internacional de la mujer en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, organizado por la Dra. Rosario Varela Zúñiga, se logro rescatar en esencia, que más que un festejo es una conmemoración de un día que invita a la reflexión- análisis sobre equidad de género en diversos ámbitos; económico, político, social y cultural sobre el desenvolvimiento de la mujer en estos y diversos espacios.
Aunado a estos ambientes generales, el día de hoy me invita a reflexionar una particularidad que a debate no se discute en gran escala pero que es ciertamente otro gran obstáculo, Mujeres Vs Mujeres es el titulo de mi articulo, y lo podemos abordar desde diferentes perspectivas, desde lo laboral donde se tiene un jefe del sexo femenino y que su enfoque hacia el trato de sus empleadas del mismo sexo se ve deformado por su instinto de superioridad y que en muchos casos bloquea el crecimiento de su igual dentro de la misma empresa.
La competencia social vista desde lo estético también es otro factor, en la actualidad las mujeres no se arreglan para los hombres, si no, para las de su mismo sexo, ya que “como te ven te tratan” pero ellas, específicamente. Si bien para los hombres la belleza femenina entra por los ojos, los accesorios o lo que lleven encima las mujeres no es tan importante. Sin embargo para la competencia del mismo genero si lo es.
La enemistad relacional enfocado a los conflictos sentimentales, donde la enemiga numero uno es otra mujer, aun y cuando se compruebe la infidelidad por parte del hombre a base de engaños a la fémina de la discordia por así llamarla, ella sigue siendo la mala del cuento para su contraparte que pudiera ser la novia, la esposa o incluso otra amante, de ahí se derivan infinitos insultos y formas de llamar a la enemiga, “zorra” “golfa” etc. Efecto de un momento de coraje y dolor de cualquier manera no se justifica pero si se pretende que la visión femenina sea más racional al momento de afrontar estas cuestiones, ya que una relación sentimental, como en un engaño es asunto de dos, y en estos tiempos hasta más de dos personas se ven involucradas.
Vemos entonces desde un enfoque social como los obstáculos para las mujeres no son generados únicamente por los varones, si no también por ellas mismas, desaprovechando así el crecimiento que pudiera darse si los vínculos femeninos entre las mismas se hicieran más fuertes y menos despectivos.
Regresando a la conmemoración de dicho día, se han logrado avances en cuestión de la integración de la mujer en la política y la participación ciudadana eso lo dicen las estadísticas, en los partidos políticos y asociaciones civiles y nos lo hacen ver los medios de comunicación a diario. Lo importante es medir que la participación sea efectiva y genere impacto, lo mismo en el caso de mujeres que se dedican a labores altruistas y de generación de espacios que buscan mejorar las condiciones de vida de las mujeres en México y el mundo.
Muchos puntos por discutir, muchas cosas por hacer, y todo esto se puede generar desde nosotras mismas, las barreras nunca han sido de acero, así que Feliz día! no solo hoy, sino, todos los días.