Artículo 24 Constitucional

Cuando uno cruza la frontera de nuestro amado México a los Estados Unidos se ve un cambio radical en las autopistas y en los sembradíos y construcciones, como si fueran dos mundos aparte, por favor no me pongas la etiqueta de “malinchista”; es una realidad ineludible, ¿fue administración? ¿fue esfuerzo? ¿Fueron sistemas de aprovechamiento de esclavos y braceros?. Yo no lo se, pero a la vista se ve mucha prosperidad.

En cambio, en la vida de muchos de nosotros, esa frontera del tiempo, pasó desapercibida, pasó de 2011 a 2012, en una forma festiva y con mucha pirotecnia, pero sin ningún efecto en el paisaje de nuestra conducta, las mismas costumbres, los mismos vicios, las mismas tradiciones anacrónicas que avergüenzan a una sociedad tan modernista y con tantos discursos acerca de los derechos que debe tener todo ser humano; (hasta los animales y la vegetación) todo en palabra, todo en retórica, pero en la practica la expresión de Juan el Teólogo, el amado Apóstol de Jesucristo, pasa inadvertida: “con la que fornicaron todos los gobiernos de la tierra” y “todos los mercaderes se lamentaron” por la que comerciaba con “canela, y olores, y ungüentos, y de incienso, y de vino, y de aceite; y flor de harina y trigo, y de bestias, y de ovejas; y de caballos, y de carros, y de esclavos, y de almas de hombres”.

Una vez más se cumple la visión de Agustín, de una Ciudad que fuera manejada por el clero, este fue un fiel discípulo de Ambrosio quien autorizó la quema de sinagogas en el siglo IV y que controló los deseos de Teodosio el emperador que quería hacer justicia. (espero conozcas la historia).

Como todas las cosas malas, en la obscuridad, en el concordato interno y en lo secreto de cónclaves, para que nadie se de cuenta hasta que ya no se pueda remediar, cómo se tejen los planes, cómo se pactan acuerdos, cómo se presionan voluntades, cómo se usa del chantaje para los logros, ¿democracia? Se supone que el pueblo debe de enterarse y opinar y repudiar lo que a las claras perjudica a minorías o mayorías, es más a una sola persona con capacidades distintas a las nuestras.
Alguien tiene que defenderlos, alguien tiene que ser su paladín que busca el bienestar de los oprimidos, de los pocos, de los que ya no son tan pocos y que ya no es tan fácil subyugar y martirizar proponiéndoles creencias aberrantes y vejaciones indecibles, experiencias dolorosas de una evolución no programada por Dios sino por de las pasiones de los hombres, ¿recuerdas los 200 sordo mudos de Irlanda? Qué conveniente ha de ser encargar la escuela secular a los que ya demostraron ser incapaces no solo de enseñar sino de guardar la integridad física, derecho de todo padre de elegir, mientras hay opción, pero en el monopolio de la religión solo queda llorar amargamente por los logros de nuestros antepasados y la máxima de Don Benito Juárez quedará en una poesía utópica, como la isla de los ensueños de oro.

La carta de las leyes y las libertades, protectora de derechos y de justicia social debe de defenderse con tinta, pluma y un ordenador electrónico, para que las personas, que estando bajo uno que hipnotiza y los tiene creyendo que van en una nave placentera con cielo despejado y de colores rojizo-azul esmeralda, puedan ver la borrascosa tormenta que se aproxima y que en muchas ocasiones a cubierto el horizonte de obscuridad, pero que en nuestra época somos suficientes, los que nos oponemos, no te equivoques, seguimos creyendo que tienen derecho de creer como bien les parezca, mientras no dañen a los demás, pero no de imponer sobre nosotros el pesado yugo de la intolerancia.

2012 ¿como lo has empezado? ¿Con el yugo del pasado?, ¿o emancipado a una libertad de conciencia?, continúa adelante, al blanco perfecto.
Espero que tengan un prospero año, lleno de triunfos y que los peligros que se avecinan cual una nube pasajera el viento los lleve hacia el pasado, que les corresponde, donde nuca debieron de estar, pero en fin ya pasó.