[imgsize http://web.slideshowpro.com/albums/002/998/album-293274/lg/56p5panchoVillaSmall2.jpg 300x class=’contornol’ alt=”] Nació el 5 de junio de 1877 en el rancho de Río Grande, partido de San Juan del Río, Durango, como miembro de una familia muy humilde. Su padre murió, siendo él niño y tuvo que trabajar en las labores del campo, para sostener a su madre y hermanos, en la hacienda de Cogojito. Allí uno de los dueños de la hacienda atentó contra su hermana mayor, que era niña, y Villa lo hirió de tres balazos, huyendo al monte para evitar su castigo. Fue perseguido y encarcelado, pero logró huir de la prisión y se hizo bandolero, cambiando su primitivo nombre por el de Francisco Villa, que adoptó de su abuelo paterno.

Su padre se apellidaba Germán; pero su padrastro, que lo crió y lo adoptó, le puso el nombre de Doroteo Arango, dándole su apellido. Agustín Arango, padrastro del niño Doroteo, era a su vez hijo natural de don Agustín Villa, abuelo paterno del muchacho, siendo de él de quien adoptó su apellido, llamándose Francisco. Francisco Villa se hizo abigeo o “robavacas”, y su valor y audacia tuvieron siempre en jaque a las fuerzas destacadas en su persecución. Por lo que el gobernador de Chihuahua, don Abrahám González, lo consideró elemento valioso para la revolución que preparaba Madero, contra el gobierno de Porfirio Díaz.

“Villa se unió a Carranza contra el usurpador Huerta, y en vista de que ya había alcanzado renombre por su audacia y valor, los jefes revolucionarios de Chihuahua, Coahuila y Durango lo proclamaron jefe de la División del Norte, que llegó a ser la más poderosa, entre los ejércitos revolucionarios”

En las campañas carrancistas alcanzó Villa sus mejores triunfos, tomando Torreón, Ciudad Juárez y Ojinaga, y aún inició el avance victorioso hacia el sur del país. Sin embargo, Carranza postergó a Villa por la cercanía de otros jefes, especialmente los sonorenses, por lo que Villa empezó a separarse también del Jefe Máximo de la Revolución.

En uno de esos viajes, el 20 de julio de 1923, Villa fue asaltado en el automóvil en que iba con sus lugartenientes, en Parral, y resultó muerto.
(1877-1923)