POR: Mtra. Blanca Estela Cárdenas Calzada
Escuela Telesecundaria “Lucía Aguirre de Fernández”
Internado Ciudad de los Niños.
.

SEGUNDA PARTE

El aprendizaje se concibe de los procesos orgánicos tanto como de los cognoscitivos; es así que los procesos cognoscitivos, se integran por las habilidades cognoscitivo reproductivos, cognoscitivos deductivos, cognoscitivos analógicos, cognoscitivos inductivos (González A. 2006, Orozco 2004).

Los procesos cognoscitivos deductivos, que refieren al proceso del conocer subjetivo que parte de los elementos generales y culmina con una afirmación particular; los cognoscitivos analógicos, muestran el proceso que permite conocer la realidad mediante las relaciones de semejanza y diferencia para arribar a una proposición; los cognoscitivos inductivos, refieren al proceso del conocer objetivo que parte de los elementos particulares y culmina con una afirmación general y los cognoscitivos reproductivos, como proceso mediante el cual se da una relación con particulares. (González A. 2006, Orozco 2004).

Para que se presente el proceso orgánico y cognoscitivo en el aprendizaje son indispensables las condiciones de aprendizaje; en las condiciones de aprendizaje se presentan las habilidades propioceptivas, exteroceptivas y sociales; los propioceptivos que se encargan de recoger estímulos del propio organismo. Es aquel sensorio que permite diferenciar entre Yo y lo Otro permite la función Ego-Referencial el Yo, da las nociones entre la alteridad y la mismidad, la otredad y la Ego-referencia, de la contigüidad y la discontinuidad. A través de estas habilidades el individuo se da cuenta (aprende) las nociones de auto referencia, distancia, equilibrio, movimiento, posición, orientación, fuerza, peso, tamaño y forma.

Las habilidades exteroceptivas, refieren a los órganos sensoriales de la superficie del cuerpo, que reciben estímulos de agentes externos, también tienen como función la discriminación e identificación de objetos, entre ellas están el tacto, olfato, gusto, textura, desplazamiento, olor, esencia, fragancia, sabor.

En lo social que refiere a la habilidad para entrar en contacto con otros. Requiere de la afectividad. Se aprende de la interacción étnica, roles alternativos, participación, relaciones humanas, integración al entorno, productividad, integración a grupos. (González A. 2006, Orozco 2004).
En cuanto a las características de la personalidad alude al conjunto de rasgos que caracterizan a un sujeto. Cattell (1977) define la personalidad como aquello que nos dice lo que una persona hará cuando se encuentre en una situación determinada. La personalidad según este autor, puede describirse y medirse por un conjunto de rasgos, y tal vez por los estados de ánimo en ese momento. Esto da por resultado una estructura que opera como una unidad específica que conforma su personalidad. Es así como las características de la personalidad están integradas por los atributos de paradigmas de hombre como son el pedagógico, que incluye al histórico, científico, filosófico y religioso; el vivendi que contiene al natura, existencial y colectivo; el educativo que corresponde al sintético, analítico y maquinado; además del operacional que corresponde tanto a los paradigmas de hombre pedagógico, vivendi y educativo. (González A. 1996-1999).