“Cada vez que camines nuestras Ciudades,
no tengas prisa, observa arriba y verás que
hay planos en los cuales nunca te detienes a observar”.

Restaurar, es un concepto que debería tener una continuidad en toda sociedad educada.
Al observar nuestras ciudades, tendemos a buscar todas aquellas edificaciones y/o piezas de arte que tengan que ver con los seres que antaño las habitaron o hicieron, esperamos como queriendo que sean ellas las que nos cuenten su tiempo, sus historias.
Tengo la fortuna de haber restaurado algunas obras muy importantes en nuestro estado, Coahuila, como la Escuela Ateneo Fuente y la Escuela Coahuila ambas en la Cd. De saltillo, La primera a petición del Rector Ing. Jesús Ochoa Galindo y la segunda, justamente caminando la Cd. De Saltillo me encontré con esta joya de Escuela, cuyas condiciones eran bastante malas, la razón muy simple, para la mayoría de las autoridades estos recintos al parecer no tiene mayor valor y por tal motivo no se les invierte un solo peso para su restauración.
Me tomé este proyecto de manera muy personal, platique con la directora de esta escuela y le hice la promesa de que yo iba a hacer el proyecto para la restauración y lo pondría a consideración del Sr. Gobernador.
Transcurrió un año y medio, y aún no podía concretar una cita con el Sr. Gobernador, sólo con la secretaría de Gobierno y secretaría de Educación mantenía correspondencia pero sin nada en concreto.
Fue hasta que el Sr. Gobernador nos inaugura el estudio donde actualmente trabajo, que pude plantearle el proyecto y de inmediato se mostro tan interesado que en ese momento ordeno se diera para adelante con la restauración.
Esto que narro es sólo para poner un ejemplo de lo complejo que es hacer funcionar un proyecto como este, mas sin embargo hoy se que es parte de mi labor la gestoría para que esto suceda.
Nuestra Región Lagunera es muy joven, pero afortunadamente tenemos algunos edificios y monumentos que rescatar, siempre digo que hay que regresarles a estos su magia, permitámosles que nos platiquen su historia, no los dejemos morir, son el pasado de nuestras gentes y son el futuro de nuestra descendencia.
Aquí les propongo que sean visores de nuestras ciudades, que exijamos a nuestros gobiernos mantener vigente lo que otros nos dejaron, así como también cuidar nuestros edificios, nuestros monumentos, nuestras Ciudades.
Cada vez que camines nuestras Ciudades, no tengas prisa, observa arriba y verás que hay planos en los cuales nunca te detienes a observar.