[do action=”entresacado”]”Todas las promesas de mi amor se irán contigo, me olvidarás, me olvidarás”[/do]

“La fotografía es uno de los grandes milagros de la humanidad. Hoy casi no nos damos cuenta, todos tienen una cámara, pero cada vez que apretamos un obturador estamos retratando el pasado que se va alejando”


Este es un pequeño fragmento de la canción “Por qué te vas” compuesta en 1974 por José Luis Perales e interpretada por Jeanette Dimech. Cuenta Carlos Saura que esta pieza se la presentó a Geraldine Chaplin, para que le diera su opinión ya que quería incluirla en la película “Cría cuervos”, un intenso drama protagonizado por tres niñas. A Chaplin le pareció una canción “espantosa”, que no encajaba en nada para la película; Saura no desistió y luego la presentó ante su productor Elías Querejeta pero el resultado fue el mismo que con Geraldine. El cineasta aragonés tenía confianza en su propuesta así que reunió a un grupo de niños para escuchar “Por qué te vas”, y el veredicto de los infantes fue unánime: “horrible”. La terquedad de Carlos Saura hizo incluir la canción en la película y resultó todo un éxito: una canción y una cinta de culto que después de casi cuatro décadas, aún sigue resonando en el palpitar de quienes hemos visto la película y por ende escuchado la canción.

El cineasta español Carlos Saura estuvo en México el pasado mes de septiembre para recibir el Doctorado Honoris Causa de la UNAM debido a sus aportaciones a la humanidad en las ciencias y las artes, informó la máxima casa de estudios en un comunicado.
Además impartió una sesión extraordinaria de La Cátedra Ingmar Bergman en Cine y Teatro de la Universidad Nacional Autónoma de México, en la que compartió experiencias con el público asistente, entre los que se encontraban algunas personalidades como la actriz Diana Bracho, Fernando Eimbcke, Armando Casas entre otros.
El cine de Saura ha estado siempre influenciado por la fotografía, y el mismo director confesó su fijación: “La fotografía es uno de los grandes milagros de la humanidad. Hoy casi no nos damos cuenta, todos tienen una cámara, pero cada vez que apretamos un obturador estamos retratando el pasado que se va alejando”.
El director de cine originario de Huesca, conversó sobre su trabajo con otras artes dentro de sus películas en las que “pinta” el ballet y abre la puerta a la música, como lo podemos ver en películas como Bodas de sangre, Carmen, El amor brujo, Flamenco y Tango. La pintura no ha quedado relegada de sus filmes como podemos ver en la película Goya en Burdeos, así como su próximo proyecto a filmar, que será una cinta en la que narre como Pablo Picasso pintó el Guernica en 1937.
Dentro de la Cátedra, Carlos Saura destacó la importancia de tres directores que verdaderamente revolucionaron el cine: Ingmar Bergman, atormentado, difícil, severo, con la realidad sobre la imaginación; Federico Fellini, la locura mediterránea, el disparate; y luego Luis Buñuel, la tradición literaria de la edad de oro española: división de personalidades, mujeres que se dividen, hombres que quieren ser otra cosa…http://edukt.com.mx/wp-admin/post.php?post=574&action=edit#titlediv